El Sexo Misericordioso




Cuando escuché de este conmovedor tema lloré, pero de pena. Estando ya casi en el 2020 se perpetúa a la mujer a una esclavitud mental y física para los deseos del hombre. De esas cosas que solo escucharás en una iglesia. 



¿Dónde escuché esto? 

Fue una noche del 2013 como a mediados de año.  Me encontraba de visita en casa de una amistad a quien estimo, y quiero muchísimo y fue ella quien me comentó de lo que había escuchado en un retiro de matrimonios. 

Desde entonces, eso jamás se fue de mi mente y no positivamente. Hoy lo comparto.

Entre tema y tema no sé ni cómo llegamos a eso siendo yo una "hopeless virgin" en sus 20 y tantos años.  Ella estaba indignada y asqueada por aquellas palabras que salieron de la boca del invitado principal del evento. El pastor se dirigía hacia las mujeres con los famosos versículos: "Mujer sujétate a tu marido" y con el otro que dice "que el cuerpo de él es mío y el mío es de él". Y entonces dijo: "mujer por favor considera el sexo misericordioso, aunque no tengas ganas házlo, ten misericordia de tu marido…".  En lo primero que pensé fue en una violación, segundo en cómo y en dónde era eso un acto de misericordia y tercero en el machismo tan grande que se cuela como "bendición a consecuencia de la sumisión" de la mujer en el ambiente religioso. 

Sí, porque es solo con la mujer. Nunca escucharás que hay bendición para el hombre que se sujeta y respeta las decisiones  de su esposa.  

¿Sujetarse un hombre? 
PECADO.

El patriarcado en el ámbito religioso me queda claro que es algo normal y que lamentablemente solo unas pocas mujeres lo combaten. Entonces quienes lo combaten en la mayoría de los casos terminan humilladas y con el cerebro lavado al salir de la oficina del director, que diga del pastor.  Son pocas quienes permancen de pie con la bandera de su dignidad como hijas de Dios.  

Aquí cabe la pregunta de que si esto pudiera considerarse como un tipo de violencia pasiva y entiendo que la respuesta es sí. Es sí porque la mujer se ve acorralada por figuras que ella ha aprendido son de autoridad y que de no acceder, hay consecuencias no favorables para su futuro.  

Cuando se habla de sexo y relaciones en el ámbito religioso vemos las siguientes etapas: 
(Yo vi)

Los y las jóvenes:

1.  que deseen comenzar una relación deben pasar por la aprobación de un pastor.

2. que ya establecen una relación carecen de libertad para conocerse y para desarrollarse por ellos mismos en el ámbito de las relaciones. Les niegan la oportunidad de conocer su sexualidad antes de dar un paso tan importante como lo es el matrimonio. ¿Alguien vió sex & the city cuando el novio de Charlotte usaba la excusa de la pureza para esconderle su problema sexual? OJO CHICAS. Ahí les dejo el ejemplo. 
(No se pueden agarrar ni de manos. No hay besos, abrazos, nada.)

3. que se encuentran en ETAPA de novios ya comienzan a empujarle el matrimonio porque el noviazgo es para eso; eres su novio porque tienes la intención de casarte. (infarto)

Cuando ya hay planes de boda:

4. A la mujer comienzan a prepararla mentalmente para ser la esclava sexual de su marido.

5. Una vez se casan y van a una reunión con el pastor lo primero que les preguntan es que cómo está la sexualidad entre ellos y ay de ella si el hombre se queja de poca acción de su parte. 

6. Esta es la antesala para todo un maltrato emocional pasivo en donde te recuerdan tus roles como mujer: Esclava de limpiar la casa, esclava de cocinar y la protagonista en el sexo misericordioso. Tú sabes, para evitar el adulterio. 

Extra: 
Si hay alguien quemándose en pasiones, hay que casarlo. Pero eso es otro tema que me encantaría hablar luego.

La palabra misericordia no encaja en el acto sexual forzado.  El sexo es un acto que se supone se disfrute y se sienta entre dos.  En el momento que una de las partes está desconectada del asunto entiendo que lo más humano, sensato y prudente es darle su espacio y en caso de ser necesario hablar con honestidad (antes de ir al pastor como muchos tienen por costumbre). Decirle a la mujer que tenga "sexo misericordioso" cuando ella no tiene ganas, está en su regla, pasó un mal día, está cansada o simplemente no quiere es un acto invasivo que pretende invalidar su autonomía como mujer y ser individual. El hecho de que te unas en matrimonio NO INVALIDA tu individualidad.  Sigues siendo una persona con derecho a decir no y a tener su espacio y tiempo libre.  Mi cuerpo es una fábrica de placer cuando yo quiero que arda y quemar la leña.  Un papel no me ha vendido, un papel no me obliga a sentirme mal por decir no cuando mis ganas me lo piden.

Ahora, si te da gozo el sexo misericordioso, si no te sientes menospreciada, minimizada y presionada:
reparte la misericordia. 

Amiga, la próxima vez que te pidan sexo misericordioso y no te sientas puesta pal asunto dile que pa' la caridad están las monjas.  Darte a respetar no es un acto de rebeldía siempre y cuando se recurra al diálogo y exista la comprensión de ambas partes. Tú me hablas, yo te hablo, ambos nos entendemos y como pareja llegamos a un acuerdo.  

Eso es lo que hace el amor. El amor no es sexista. El amor no se impone. Entre dos si hay un tercero que sea Dios. Dios no aprueba el maltrato, pero muchos patriarcas no lo han entendido a estas alturas. 

PD: Aunque esta experiencia fue hace años, les aseguro que este cuento sigue en el 2020. Si mi amiga (que recién se casó y tuvo la confianza de contarme su experiencia) se anima a darme permiso, pronto vengo con una historia (entrevista) que muchas de nosotras las que rompimos con un brain wash religioso sufrimos en silencio y que no nos quedó de otra mas que educarnos y sanar heridas. Es una historia con la que estoy segura no solo yo me identifico y que en algún momento si me atrevo contaré desde mi perspectiva (en una relación de compromiso seria).

Dos perspectivas que considero importante exponer por tanto tabú.

Keep moving forward,


6 comments

  1. Qué interesante, me sorprende que aún hoy en día exista esa creencia tan religiosa. Quiero decir que pensaba que esas creencias se habían "modernizado" y que la iglesia reconocía ya el sexo de otra manera. Me parece triste que se pretenda que hoy por hoy la mujer siga sometida a un hombre. Estoy totalmente de acuerdo de que hay que basarse en el respeto y el diálogo.
    Estoy deseando conocer un poco más.
    Un abrazo

    ReplyDelete
  2. This comment has been removed by the author.

    ReplyDelete
  3. Me ha parecido muy fuerte que hoy en día pueda haber unas creencias religiosas de esa manera, aunque haya matrimonio tenemos individualismo para decir que no cuando queramos, tenemos que basarnos siempre en el respeto y humanidad. Deseando que nos enseñes la historia o la entrevista de tu amiga.
    Un saludo!

    ReplyDelete
  4. Es muy fuerte pero es real que esto siga pasando en pleno siglo 21! Y ya no te digo nada de otras culturas fueras de occidente, donde la mujere no tienen ni voz ni foto, son sólo objetos para el uso y disfrute de los hombres.

    Gracias por compartir esta experiencia personal. A ver si tu amiga se anima y la puedes entrevistar.

    Saludos.

    ReplyDelete
  5. Hola guapa, pues es muy triste que esta entrada sea necesaria en el siglo en el que vivimos pero aun existe el patriarcado y la summision de la mujer al hombre, quiza la situacion ha mejorado pero aun queda mucho por hacer, muy bien por ti y por compartir lo que piensas y sientes, que comparto totalmente! besos

    ReplyDelete
  6. Desgraciadamente no hace falta situarse en un contexto religioso para observar esta supremacía machista. Esta tan introducido en nuestra psique que incluso en sociedades laicas las exigencias y prejuicios son los mismos. Y lo que es peor, muchas mujeres ni siquiera son conscientes de ello. Darse cuenta, hablar y buscar salidas, desde lo individual y desde lo colectivo, es un gran trabajo que las mujeres tenemos que hacer para sobrevivir como tales.

    ReplyDelete

Follow This Blog

Translate

Hola Cheska